Descripción de La Jagua

  • Historia de Gigante en el Huila - Mucho se dice sobre el nombre del municipio de Gigante, historias místicas indígenas, de un mastodonte gigante, la presencia del rostro de un gigante de...
    Hace 3 años.

El campo es sagrado, "la última esperanza"

Jesús Antonio Benavides es un destacado líder la Honda y Gigante, más conocido como don Chucho.

 Entregado como padre de familia a su hogar y por eso para mantener a su familia se ha dedicado a las actividades del campo. Reconoce que hay un problema económico por las clases dominantes que se aprovechan del pueblo.

Por eso no ha abanado los procesos de lucha y resistencia con Asoquimbo. Ha tomado vocería y liderado acciones de movilizaciones como la última marcha realizada en Gigante. “Tenemos que mantener la protesta como único mecanismo de ser escuchados y que se resuelvan todos los inconvenientes que se tienen en contra de las comunidades y en la práctica la suspensión de obras y avance del proyecto, que es altamente lesivo para los intereses productivos, laborales, ambientales y en general, porque trae más pobreza para las comunidades de los municipios que están amenazados por la construcción de la represa, por lo que estamos en pie de lucha”, le dijo a un medio local.

Este campesino-  líder social sensato y coherente, siempre recuerda que a pesar de las esperanzas se agoten, siempre habrán  esperanzas para seguir luchando como lo sigue haciendo porque aún hay una última esperanza.
 

La afectación urbana por el Quimbo y transformaciones

 Desde que inició el Proyecto hidroeléctrico de El Quimbo en el Huila, la población de Gigante ha reconocido una serie de transformaciones urbanas del Municipio.

Con la llegada de trabajadores a la represa han aumentado los índices de delincuencia, aumentando la drogadicción, los escándalos, los establecimientos de expendios de bebidas y sitios de prostitución. Lo que ha puesto en vulneración a mujeres y adolecentes de la población.

Sumado a esto la vida se hace más costosa, el precio de los alimentos ha subido, los arriendos y las casas están elevas y el valor de la tierra se ha duplicado. De igual forma la economía de la población también está afectada con la disminución en las ventas de comerciantes de chatarrerías, insumos agrícolas y veterinarias.

Los transportadores también se declaran afectados, se ha disminuido su servicio. Los mecánicos han pedido trabajo por la llegada de modernas camionetas. Hasta los albañiles, carpintero y ebanista han sufrido afectaciones porque la madera se hace más costosa.

 Mi familia vive de la madera y ahora es más difícil vivir

Uno de los sectores que ha sufrido la crisis económica que trae la hidroeléctrica El Quimbo, son los que desarrollar el oficio de la  carpintería,  un arte del que viven muchas familias. En esta  familia todos se vinculan  a esta actividad,   el padre  hace el tallado, la madre apoya  el lijar y los hijos en su tiempo libre apoyan las labores.  Sin embargo, el costo de producción se ha aumentado, los cerrajeros ya no cortan madera en la zona y por lo tanto los precios,  y buena madera  se  ha encarecido y el producto reducido. Los ebanistas de Gigante  se declaran afectados por esta represa.

Historia de Gigante en el Huila


Mucho se dice sobre el nombre del  municipio de Gigante, historias místicas indígenas, de un mastodonte  gigante, la presencia del rostro de un gigante del  Cerro Matambo  y otras con su gran ceiba del centro del pueblo son algunos de los acercamientos. Este municipio del sur de Huila se  encuentra localizado entra la Cordillera Occidental, el Cerro Matambo y a orillas del río Magdalena.

Su economía es basada en la agricultura, principalmente cacaotero y cafetero; uno de los renglones de su economía afectados por las Tierras inundadas de la hidroeléctrica el Quimbo. Entre estas tierras de varias veredas como la Honda en la que actualmente un grupo de campesinos desplazados por la represa resisten en la recuperación de tierras. También se desarrollan actividades ganaderas y otros productos agrícolas son la granadilla, el maracuyá, el tomate, el plátano y la yuca. Esta economía además en riesgo por diversos proyectos de exploración y explotación petrolera.

Gigante es además un reconocido municipio católico. Su territorio municipal limita al norte con Hobo y Algeciras, al sur con Garzón, al este con Algeciras nuevamente y con el departamento del Caquetá y al oeste con El Agrado, Paicol, Tesalia y Yaguará.. El área urbano tiene una extensión de 4 kilómetros cuadrados, mientras que la zona rural alcanza los 622 kilómetros cuadrados.